lunes, 22 de junio de 2015

Matanza de Elefantes en Reservas Naturales


"Cuando matan a las madres elefantes, las crías aún dependen de su leche y amor, y mueren lentamente de hambre, desconsolados y solos. Esto no es antropomórfico. Es un hecho observable"
El ABC del origen del marfil es que es un material muy cotizado que se encuentra en los colmillos de los elefantes y para conseguirlo los cazadores ilegales matan al animal de la forma más abrupta.
En la actualidad los colmillos de elefantes generan altas sumas en el mercado negro mundial. El kilo de marfil puede alcanzar hasta $1.000 dólares y aunque China es el principal mercado consumidor (y responsable de activar la cacería después de una relativa calma en los años 90) para sorpresa de muchos Estados Unidos es el siguiente mercado más grande para este producto. También existen grupos armados que se lucran con este comercio ilegal, como el grupo somalí al-Shabaab.

Para entender con estadísticas, la población de elefantes africanos cayó un 30% de 2007 a 2014, experimentando el mayor declive desde que hay datos científicos. Y para entender la dimensión cuando digo que matan a los elefantes de la forma más abrupta para conseguir el marfil, basta con escribir en Google “Tráfico Marfil Elefantes” y ustedes mismos verán las escalofriantes imágenes de cómo matan a estos animales para llevarse sus colmillos. Yo me atreví a públicar una, pero hay muchísimas peores, muy difíciles de asimilar.

El modus operandi de los cazadores es disparar al elefante y luego para ahorrar balas, cortan su cara con machete, toman el marfil y se van. “El elefante sin cara y con el tronco destrozado, aún le tiemban las patas”.
La matanza de elefantes ha escalado a nuevos niveles y con nuevas armas. En un artículo, que recuerdo haber leído en BBC, contaba el director del Parque Nacional Garamba (noroeste del Congo) como los cazadores dispararon desde un helicóptero con ametralladora. Cuando las autoridades fueron al lugar encontraron muchas huellas de personas, pero no se vio a nadie entrar ni salir del lugar. Ese día murieron 22 elefantes.

"Cuando matan a las madres elefantes, las crías aún dependen de su leche y amor, y mueren lentamente de hambre, desconsolados y sólos. Esto no es antropomórfico. Es un hecho observable. Sabemos que los miembros de una familia de elefantes se reconocen y se saludan unos a otros con entusiasmo. Cuando un elefante muere, toda la comunidad se lamenta" escribe Glenn Close en un artículo para CNN.

Es lamentable que incluso hasta en zonas supuestamente protegidas, los elefantes son igualmente atacados. El pasado mes, Jean-Marc Froment, director de la división de Conservación de Parques Naturales en África denunció que 30 elefantes fueron encontrados muertos y acusó de la matanza a personas procedentes del norte de Sudán: “Un grupo entró en el parque, se dividió en otros más pequeños y durante 15 días abatió a 30 elefantes” cuenta Froment.
¿Un dato irónico? La denuncia ocurrió en el momento que se llevaba a cabo en Botswana una conferencia internacional sobre la conservación de los elefantes africanos, amenazados por los cazadores ilegales.

Según la Sociedad de Conservación para la Vida Silvestre se estima que cada año se matan 35.000 elefantes, a fin de suplir una insaciable demanda global de marfil y muy probablemente en 10 años se extingan por completo. Esto es triste y da mucha rabia saber que en China el marfil se busca para tener una figurita en la sala para la "suerte”, cuando en realidad eso no sirve para nada y sin saber (o sabiendo) están apoyando las muertes de más elefantes y de las personas que viven en los parques para protegerlos.

¿Qué derecho tenemos de negarles a nuestros hijos y nietos disfrutar de la majestuosidad de estos animales? Y si te preguntas ¿Qué podemos hacer desde acá? Podemos ayudar a difundir estos artículos y contarle a las personas sobre el peligro de extinción de esta especie.

Leer también:

6 comentarios:

  1. Maria Alejandra me gustaria contactar contigo, pero el email no aparece por mas que apreto , puedes mandarme un mensaje ???? Es sobre el tema del Congo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria!
      Claro que si, puedes escribirme al correo mariale.vd@gmail.com
      Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Wow! He leído algunas entradas en el blog, pensando que no había peor lugar de vida para las mujeres que Arabia Saudí y... ya sabemos el final de la historia. Voy a tratar de difundir lo que escribes, especialmente a mis compañeros machistas, que son, tristemente, muchos.
    Saludos. Me encanta tu forma de escribir. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es impactante. Además, ¿para qué lo utiliza Estados Unidos? Porque no creo que sea por la misma razón que China.

      Eliminar
  3. Hola! Me llena mucho saber que te has tomado el tiempo de leer algunas de las entradas que he escrito. Si, lamentablemente en el Congo los medios de comunicación poco se adentran en el tema, quizás pq gdes potencias no les conviene, pero en cambio Arabia si es de interés divulgar esa info.
    Si, para sorpresa de muchos EEUU es el segundo mayor mercado de comercio de marfil. NY y San Francisco son dominantes y contribuyen a la crisis que viven los elefantes a nivel mundial. En un reporte que se publicó en 2015, se descubrió 1.250 piezas de marfil que eran ofrecidas por vendedores de Los Ángeles y San Francisco, y el 80% de las piezas eran ilegales.
    Gracias por tu interés y compartirlo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por la información! ¡Saludos!

      Eliminar