viernes, 6 de mayo de 2016

Grupos Yihadistas Persiguen y Asesinan Cristianos en Congo


La República Democrática del Congo, en especial el Este del Congo, es un territorio que vive en tragedia desde hace años, pero de todos los artículos que he escrito, el tema de hoy aporta un nuevo elemento a esta guerra sin fin. Un nuevo enemigo (que como todos los demás) busca adueñarse de esta tierra.

Se trata de nuevos grupos con una clara tendencia yihadista, que han estado infundiendo terror en la aldeas, con el objetivo de lograr un desplazamiento forzoso de la población y ocupar sus tierras para instalar bases de entrenamiento. Además reclutan jóvenes congoleños en el norte y sur de Kivu (al este del Congo) que son enviados por la Muslim Defense International a la zona del macizo del Graben, una especie de "zona libre" que utilizan para adoctrinar y formar jóvenes combatientes islamistas de Kenia, Uganda, Ruanda, Sudán y Nigeria, que luego son enviados de vuelta a sus países de origen, a cometer atrocidades motivadas por supuestas ideas religiosas.

A principio de este mes, fueron asesinadas de manera cruel y salvaje 17 personas por el simple hecho de ser cristianos. El administrador de la región de Beni, Bernard Kalonda Amisi, afirmó que “el grupo rebelde yihadista se enfrentó a las fuerzas militares, logrando entrar a los hogares donde se encontraban los cristianos, para asesinarlos de una manera cruel, decapitándolos y picándolos a cada uno’.    

World Watch Monitor (organización dedicada a cuidar los derechos de los cristianos del mundo y su libertad de creencias) monitorea la persecución y ha explicado que estas masacres se han vuelto más frecuentes y se han registrado más de 38 casos en la región de personas cristianas que han sido descuartizadas con machetes y cuchillos, incluyendo miembros de la Iglesia Communaute Evangelique au Centre de l’Afrique.  

Si se pregunta qué ha hecho el gobierno? Por supuesto que ya ha recibido las denuncias que desde hace un año han enviado los líderes cristianos de la provincia de Bukavu y autoridades locales, sobre la situación que se está viviendo en la región, pero sus peticiones no han sido atendidas como debe ser y el plan de las autoridades sería el de trasladar a los cristianos de sus tierras, movida que estaría indirectamente ayudando a la meta de los grupos terroristas musulmanes de alejar a la gente de sus propiedades para luego ocuparlas.
Otra información de Open Doors ha confirmado que los militantes islámicos que operan en la República Democrática del Congo concentran sus actividades en esa área del país, donde el 95% de la población son cristianos.

¿Será que estamos ante un grupo de musulmanes que pretende conquistar el país? Lo único seguro es que la pasividad del Estado congoleño y la indiferencia de la comunidad internacional nuevamente reinan en estas situaciones que requieren atención inmediata!


No hay comentarios:

Publicar un comentario